EreditÓ Malbec

Presenta una muy buena profundidad de color, intenso y brillante. Nos deleita con aromas complejos a frutos rojos maduros, dulces y florales donde se destacan las violetas, típicos del malbec. Sin duda, el paso por roble le entregó finas notas de vainilla y tabaco con leves dejos de chocolate blanco, que completan la riqueza aromática.

Cuando se elige un malbec sobre otro varietal, en lo que primero se piensa es en el color pero luego debe sobrevenir la dulzura de su boca, este malbec tiene esa particularidad. Una fresca entrada en boca y taninos suaves ensamblan un vino redondo, fresco y con un final medio-largo de gran elegancia.

Ficha TÚcnica